sábado, 10 de septiembre de 2011




Arrinconada como la niña quebradiza que eres
rebuscando y anhelando hasta con la punta de tus dedos
sobreviviendo tras la sombra de un negro sol
perdiéndote en el abismo de tu inconsciencia
que te hace sentir la fragilidad que te carcome
que te vacía mucho más ese pecho hueco
dormida y soñar
soñar …”

No hay comentarios:

Publicar un comentario